7:35 de la mañana

Una chica acude a desayunar a la misma cafetería todos los días, a las 7:35. Esta costumbre es aprovechada por un hombre fascinado por ella, que desea conocerla. Estrategias hay muchas. La de este tipo está muy trabajada, aunque no sea muy recomendable. ¿Tú qué opinas?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...