Pillados

Una pareja de adolescentes se deja llevar por el frenesí y terminan en la casa del chico, donde se disponen a disfrutar de un rato de placeres carnales.

La madre del chico, muy preocupada por si su hijo lo está haciendo bien, decide asegurarse… Es lógico, ¿no?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...