El amor no es lo que piensas

De entrada, el amor puede ser una persecución sin sentido, aderezada con chistes malos que tienen que aguantar ambas parte de la pareja. ¿Qué pasa si una de las dos partes se cansa? Nada. Puede ser tan sencillo como volver a empezar de nuevo.

Más o menos, ésa es la idea de esta historia.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...