Amiguísimas

¿Hay algo que pueda arruinar una amistad de muchos años? Quizás sí… Pongamos por caso una confesión inesperada, capaz de producir un clima de incomodidad bastante difícil de sobrellevar.

En la historia de hoy dos amigas se encuentran en un parque y una de ellas le cuenta a la otra un aspecto íntimo de la convivencia con su novio: es demasiado aficionado al “autoerotismo”. Su arsenal porno abarca todo tipo de materiales: cintas, revistas e incluso fotos personales que sustrajo a su novia en la que está de excursión veraniega con sus amigas.

Pero el problema es otro en realidad…

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...