Despistes

La “tragedia” puede sorprendernos en el momento más inesperado. (Qué dolor…) Es lo que nos dice esta aleccionadora historia.

Una chica está fascinada cuando ve a otra. Ambas caminan en el mismo sentido, pero en aceras opuestas de la calle. ¿Y qué pasa? El tonteo, que es muy malo y hace que cualquiera se despiste.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...