Un día sin sostén

Un día sin sostén lo hemos tenido todas, incluso TODOS. Imagínate: Descubres que mañana tienes un examen. Se te había olvidado por completo. Vas corriendo a prepararlo y te encuentras con que tu novio ha tenido la feliz idea de dejarte. Tarde y media llorando. Acabas deshidratada… ¡y aún queda lo del examen! ¿Qué más puede pasar? ¿Que se vaya la luz en el peor momento? Pues… ¡también!

No te pierdas este corto tan divertido y original. Está hecho con fotografías a cual más ocurrente.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...