Vidas paralelas

No importa de dónde vengamos o a dónde pensemos ir. Al final, todos tenemos un destino común y afrontamos penas muy similares.

Ése es el mensaje de este cortometraje para reflexionar. Bastante triste, pero cargado de realismo.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...