Dos ojos en la cara

Estuve pensando si incluir este corto o no en el blog, porque se trata de una historia bastante desagradable. No es que aparezcan imágenes que puedan herir la sensibilidad del visitante, pero sí puede producir esa sensación repulsiva que me dejó a mí.

Al final decidí hacerlo, porque la trama es creíble, por desgracia. Habla de la hipocresía en las relaciones humanas; hipocresía de la que el idolatrado amor casi siempre es el último en escapar.

La historia comienza, como otras tantas, con unos adolescentes preocupados por un posible embarazo, pero esto, créeme, eso no es lo que más impacta.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...