Por un amor

Un chico se fija en una chica en el parque. Inmediatamente se dirige hacia ella, por si desea que la invite a almorzar. Ella acepta la invitación.

El problema viene cuando el muchacho se da cuenta de que está sin blanca. Entonces se le ocurre improvisar un negocio de apuestas en pleno parque. El propósito es “desplumar” a un par de ingenuos, aunque no se sale del todo bien…

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...