El amor apesta, a veces

Un día cualquiera, dos personas solitarias salen de casa sin saber que poco más tarde se encontrarán de bruces con el amor.

La timidez, el tonteo, la mente vagando errante entre boleros y lujurias… ¡Qué bonito es el amor! (Cuando no apesta…)

El siguiente cortometraje no tiene diálogos. Está hecho con trocitos de canciones. Es fresco y muy descriptivo. Que lo disfrutes.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...