Triste historia de amor analógico

Lo de hoy podemos decir que es un cortometraje-metáfora. La historia, sí, habla de un objeto que, en medio de un mundo moderno, se siente inservible.

Se trata de un carrete de ésos que usaban las antiguas cámaras fotográficas. Las nuevas generaciones quizás ni los recuerden, ya que ahora es todo digital…

Nuestro carretito se siente solo y perdido, pero no pierde la esperanza. Enseguida se da a la búsqueda para encontrar a una compañera que lo comprenda.

¿A que esta idea también puede aplicarse a la búsqueda de amor entre humanos? 😉

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...