Las mujeres nunca lo van a entender

Efectivamente, hay situaciones que las mujeres no vamos a entender y muchos hombres, tampoco. ¡Ni que nos obliguen!

Lo que sigue no es propiamente un cortometraje, sino un anuncio publicitario. Poca es la diferencia.

Nos quedamos con la idílica escena de convivencia en el hogar: Una mujer realiza tareas en casa cuando es sorprendida por un olor hiper-desagradable. Mira por ahí, hasta que descubre atónita la fuente del hedor.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...