La mejor mentira de un hombre

Vamos hoy con un anuncio publicitario que también cuenta una “historia de amor“, por supuesto.

Aquí tenemos al sacrificado marido, que de día trabaja en el banco y de noche, de camarero. Todo ello para que no le falte de nada a su adorada esposa.

¿Nos lo creemos?

¡Mentira!

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...