La espera

Esperar. Eso es lo que hace el muchacho que llega al parque, en tanto aparece la chica.

Sin embargo, ésta se retrasa y él comienza a darle vueltas a la cabeza pensando en lo que pudo haber ocurrido.

Al principio, muy optimista, cree que la chica simplemente le entendió mal y, que en lugar de a las once, pensó que se verían a las doce.

Pero el tiempo pasa y pasa… Y Raúl comienza a desesperarse. ¿Llegará ella o no?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...