Nada es casualidad

Esta sencilla animación viene a dar esperanza a aquellas personas que se sienten tristes a causa de la ausencia de amor en sus vidas.

El amor falta. Los protagonistas se desesperan y se dejan llevar por el pesimismo. No merece la pena ni abrir los ojos para mirar lo que hay alrededor.

En ese estado de tristeza profunda llega un día en el que aparece él o ella. Eso sí, para poder verle hay que tener los ojos bien abiertos para ver con qué nos sorprende el mundo.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...