Celos

Un chico saca de clase a su pareja, que es otro chico, para echarle en cara que sus amistades no le gustan.

El novio ofendido le reprocha al otro que no quiere que “se junte con maricones”. Obviamente, es por celos, por miedo de perder a su pareja.

Qué cosas, ¿no? Ya son ganas de sufrir.

Los celos sólo sirven para pasarlo mal. Si tu pareja te pone los cuernos y no te gusta que lo haga, mándala a paseo.

Claro que duele, pero es peor estar buena parte de la vida pasando estos malos tragos.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...