Amor androide

Una chica decide comprar un robot con capacidad de aprendizaje para que la ayude en sus tareas; el último grito tecnológico.

El humanoide que encarga tiene un diseño femeniño. Su propietaria decide llamarla Daniela y vestirla con ropa de la suya.

El proceso de aprendizaje durará unos seis meses. La máquina es muy rápida.

Mujer y robot evolucionan, hasta llegar a un punto de encuentro.

En realidad, más que una historia de amor, ésta es una lección sobre el comportamiento del consumidor en esta sociedad nuestra.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...