¿Quieres casarte conmigo?

Qué difícil tiene que ser elegir el momento apropiado para preguntarle a esa persona si quiere casarse contigo (o comprometerse en serio, qué más da…).

Más dificil todavía si coincides con dicha persona en una habitación. Ella está entretenida con una amiga, mientras que a ti te da la tabarra uno de tus íntimos amigos.

Imagínate que en esa situación tan poco propicia, accidentalmente, encuentras el instante adecuado para lanzar la pregunta: ¿Quieres casarte conmigo?

¿Dudarías o te lanzarías de una vez?

Quizás este corto te sirva por si en tu vida real pasa algo remotamente parecido.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...