Ejemplo de caradura machista

Ella está en la cocina, preparando la cena. Él está en alguna parte de la casa, jugando con un cochecito.

Ella pide colaboración, ayuda; que por lo menos ponga la mesa o, si acaso, que le diga que no le piensa ayudar.

Él, sin decir nada, sigue dando el coñazo con el puñetero cochecito.

Demasiado aguanta la pobre mujer…

Amor radiocontrol

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...