Amores que vienen y van

¡Al fin! Un cortometraje muy optimista sobre las relaciones amorosas que parecen terminar en decepción: El amor es impredecible y justo el final de una historia puede ser el inicio de otra (también impredecible).

Alberto, el protagonista, persigue a su dama de blanco. Es un camino largo en el que procura no perderle la pista y, mientras como objetivo a la muchacha, te darás cuenta de que él mismo va cambiando. Buena metáfora, ¿no?

Cuando consigue tener a la señorita de sus desvelos ante sí, la relación no resulta. Pero, ¿crees que Alberto debe sentirse triste? Yo no diría eso…

Cindirela

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...