Actitudes que acaban con tu historia de amor

Raro este título, pero cierto. A veces te encuentras muy bien con tu pareja, pero muchas de tus actitudes hacen todo para que esa historia de amor termine.

Aunque a menudo pueden pasarte desapercibidas porque quizás él hace un gran esfuerzo para tolerarlas. Aquí te nombramos algunas para que las corrijas a tiempo, si quieres.

Las quejas

Hoy tuve un mal día. Tengo hambre. Estoy cansada. La gente es estúpida…

Quizás tu novio intentará comprenderte al principio. Te dará apoyo y te ayudará para aliviar tus quejas.

Aunque, si te enfrascas en quejarte siempre, puede llegar el momento en que se aburra y se vaya. ¿O es que a ti te gusta estar en compañía de una persona que se queja todo el tiempo?

Los reproches

¿Cuándo vas a aprender a bajar el asiento del inodoro? ¿Por qué siempre soy yo quien lava los platos en esta casa?

actitudes que acaban con el amor

Sin duda, siempre necesitaras ayuda. Pero hay una manera mejor de pedirla: siendo amable. Basta con un: ¿Podrías ayudarme a poner los platos, mi amor?

Descuidar tu aspecto

Tener el pelo sucio o kilos de más sin que apenas te importe. No arreglarte nunca…

Ya que conquistas a tu pareja, te descuidas.  Pues, no. Mantén su interés. Arréglate y sorpréndele con frecuencia. Y, sobre todo, hazlo por ti.

Intentar ser su madre

Quizás amas con locura a tu pareja, pero con una actitud muy molesta: la que adoptas cuando pareces su madre:

Ven a comer, ¡ya! Ve a bañarte… Expresiones de este tipo que se completan con sermones acerca de cómo debe comportarse.

Si él quisiera que fueras como su madre, ¿no se habría quedado con la suya?

Chistes fáciles

Reír juntos siempre es bueno… Pero burlarse el uno del otro y dejarlo en ridículo, ¡no!

Ten mucho cuidado con las bromas que haces, mucho más delante de sus amigos, que pueden amplificar bastante cada una.

Al final puede que ellos sólo le den la puntada final a tu gracia y él se lo tome muy a mal.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...