¿Cómo superar un rechazo?

Te gusta mucho esa persona, pero tienes miedo de que no te corresponda. Darías todo para estar a su lado y, sin embargo, no te atreves a dar ese paso.

Un día, te armas de valor y le expresas tus sentimientos, para darte cuenta de que, en el amor, no siempre se gana. Esta vez te tocaron malas cartas.

Aquí tienes algunos consejos para manejar la situación y superar este doloroso momento del rechazo.

No hiciste el ridículo

Es cierto. Abrirle tu corazón a alguien y darte cuenta de que no todo pasa como en las películas es doloroso…

Quizás, ya que haya pasado ese momento, te recrimines haber hecho tanto esfuerzo para mostrar tus sentimientos a cambio de nada.

Sin embargo, debes saber que esto es completamente normal. A veces las causas de un “NO” son muchas y no tienen que estar directamente relacionadas contigo.

Además, siempre podrás pensar que fuiste muy valiente y que afrontaste la situación. Hay mucha gente que no llega atreverse a esto.

Y, aunque ahora no la veas, es probable que haya una próxima oportunidad en la que la situación se resuelva de un modo completamente distinto.

rechazo

Mira el lado positivo

Evita sentirte abatido y detenerte en pensamientos negativos: No le gusté. No soy interesante. Soy feo. Etc…

Lo mejor es pensar en que acabas de ahorrarte mucho tiempo y muchas más decepciones.

Piensa que si hubieras mantenido guardado ese sentimiento mucho más tiempo, quizás perderías más oportunidades que ahora. La cosa es levantar la cabeza con orgullo y mirar hacia nuevos horizontes.

Guía breve para superar el rechazo

1) Protégete: No seas masoquista. No vale la pena hacerte daño en vano. Por tanto, olvídate de insistir en seducirle para hacerle cambiar de opinión. Ya te ha dicho que no y lo más seguro es que se mantenga en su respuesta.

Además, sabe que le gustas. Quizás corras el riesgo de que a esta persona le de por jugar contigo, pensando que te tiene en la palma de su mano. ¡Uy, no! Eso sería empeorar tu situación.

2) Libérate: Es hora que hagas una limpieza en el corazón. Intenta sacar de tu mente escenas románticas con esa persona. Acéptalo. Ya no pasarán.

¿Qué tal si, en lugar de regodearte en esos pensamientos, mantienes tu mente y tu cuerpo ocupados en hacer algo que disfruten? ¿Tu hobby preferido? ¿Tu trabajo?

Desconecta del mal de amores. Hay más cosas en la vida.

3) Siéntete sexy: Arréglate, ve a la peluquería, al gimnasio… Sentirse atractivo aumenta la moral y te dará la seguridad para retomar el camino (cuando estés preparado).

4) Haz nuevos amigos: Un amigo te invita a una fiesta, pero piensas en no ir con la excusa de que no conoces a nadie.

Si ése es el caso, mejor. Conocer nuevas personas te ayudará a pasar página antes o, como mínimo, te servirá para desconectar del mal rato del rechazo.

¡La vida sigue!


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...