Tu novio te engañó. ¿Qué hacer?

Tu novio y tú viven el amor a plenitud, entre besos y abrazos, pero te enteras de algo y tu cuento de hadas se acaba: Tu novio te engañó con otra.

Llega la crisis entre lágrimas e impotencia. Tus sentimientos te confunden.

¿Cómo reaccionar ante un compañero infiel?

novio infielLa infidelidad es difícil de vivir. Una relación se basa en la intimidad y la complicidad llevadas por la confianza mutua: “Te amo y confío en ti. Por eso me entrego totalmente.”

Sin embargo, tu novio te falló y, sinceramente, sientes que tu relación ya no vale para nada. Ambos sienten una profunda tristeza, el dolor de perder a un ser querido y la ira, que surge al sentirte humillada.

Esta confusión de sentimientos es normal. No tienes de qué avergonzarte. Para superarlo, podrías exteriorizar el dolor, sola o con una amiga. Ella quizás te dé el apoyo que te ayude a recuperar la confianza en ti.

Enfrentando la realidad

¿En realidad te amaba de verdad? ¿Y si él se burló de ti desde el principio? ¿El amor por él te hizo ciega?

Tus amigas te aconsejan que des vuelta a la página, que olvides: Él no te merece. Y, sin duda, tiene sentido. Pero, ¿qué haces con tu dolor?

Lo primero es desahogarte, que, como te hemos sugerido, puedes hacerlo hablando con alguien de confianza. Aunque, después, también deberías hablarlo con él, aunque duela, aunque parece insalvable.

Explícale cómo te ha afectado el engaño y escucha sus argumentos, si es que los tiene.

Quizás él te diga que ha cometido un error; que no sabe qué pasó y que tú has sido lo mejor que le ha pasado. Quizás actúe con cobardía y deshonestidad.

Pero el fracaso en el amor siempre tiene dos protagonistas. Lo mejor para seguir con tu vida es que le perdones y le digas que continúan su camino por separado, si no hay nada que arreglar.

De nada vale que acumules rencor dentro de ti.

¿Cómo recuperarse?

Para recuperarte de un engaño, lo mejor es concentrarte en ti. No pienses que un clavo saca a otro clavo. Será peor.

Dedica tiempo a ti: ve a tiendas, a baños turcos, al spa; hazte un nuevo corte de pelo, etc. Cuando el cuerpo se siente bien, la mente también.

Sal con tus amigos. Conoce gente nueva y déjate seducir, sin ningún otro propósito que no sea el juego de la seducción.

Cuando estés lista para comenzar una nueva relación, las cosas pasarán por sí solas.

Pero no olvides: Todos los chicos no son iguales. Hay hombres honestos y dignos de confianza y tú mereces uno.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...