15 Maneras de encontrar el amor

¿Llevas una vida solitaria y estás “depre” por ello? No lo estés. Porque, si lo que deseas es encontrar el amor (o que el amor te encuentre a ti), lo primero es adoptar una actitud receptiva.

Así verás que, prácticamente, el amor puede surgir en cualquier contexto.

Te nombramos 15 situaciones a modo de ejemplo:

encontrar amor

1. En bares y discotecas. Todo un clásico del ligoteo.

2. En tu destino vacacional. Los amores estacionales son otro clásico.

3. En playas y piscinas.

4. En el gimnasio, donde tampoco hay mucho que ocultar. (Nos referimos al cuerpo, desde luego.)

5. En tu lugar de trabajo o estudios. La obligación consume mucho tiempo. El amor puede despertar con gente que ves y tratas a diario o, quizás, con la aparición de alguien nuevo.

6. En un cursillo al que asistes para complementar tu formación o por hobby (cocina, yoga, paracaidismo).

Respecto a lo segundo, las aficiones unen mucho a la gente. Si no lo has hecho hasta ahora, podría ser buena idea que considerases esta opción.

7. En medios de transporte. Terminales de autobuses, viajes en avión, etc. En trayectos y esperas largas podrías conocer a gente interesante.

8. En supermercados, tiendas de barrio y establecimientos similares. Supongo que es más fácil si sueles coincidir frecuentemente con alguien en esos sitios.

Ahí comienzan las miraditas, las primeras conversaciones tontas para romper el hielo… Y, cuando te das cuenta de que cada vez tienes más ganas de salir a comprar la leche, es que Cupido te ha alcanzado.

9. En un parque, paseando al perro o contemplando el atardecer. Es un momento tranquilo y quizás te topes con otra alma poética que está haciendo lo mismo.

10. En medio de la calle. Un choque fortuito y quizás surja el amor. Esto es muy peliculero, pero ya sabes que la realidad supera casi siempre a la ficción.

11. En la iglesia (u otro templo), si tienes inquietudes fervorosas. O, mejor, al salir de la iglesia (que hay que ser respetuosos).

12. En tu propia casa, recibiendo las visitas del pizzero, el fontanero, etc. ¿Quién sabe? De ahí puede salir una primera cita. No lo descartes.

13. Por referencias. Si planteas que estás disponible y te interesa dejar de estarlo, puedes plantearlo en tu círculo de conocidos. Es muy probable que alguien diga: “Yo tengo una amiga… (o amigo)” Los contactos abren puertas en negocios y amores.

14. Quitándole la pareja a alguien de tu grupo de familia o amigos. Si sientes escrúpulos, descarta esta opción. Pero no dudes de que hay gente que la usa. A fin de cuentas, ya tienen el ojo puesto en alguien que conocen bien y el mayor riesgo que asumen es que los pongan verdes a insultos.

15. A través de Internet. Opción que en los últimos años es mega-popular, como tú sabes. (Habrás visto centenares de anuncios a estas alturas.)

Esas opciones son suficientes para concluir: Si no lo encuentras ahora, muy pronto lo encontrarás. Es muy difícil nombrar un sólo momento o lugar en el que el amor no pueda florecer.

Eso sí… Has de estar pendiente y, claro, receptivo.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...