Malas excusas para no romper una relación

En lo más profundo sientes que es el momento de terminar con esta relación que te está haciendo sentir cada día más infeliz.

Pese a ser doloroso, te planteas el cambio: ¿Y si te atrevieras a iniciar una nueva vida?

A veces es difícil romper una relación de pareja, porque hay asuntos que requieren voluntad de resolución por ambas partes: Qué va a pasar con los hijos, por ejemplo.

Pero, otras veces, las parejas permanecen juntas por la fuerza de la costumbre; por el miedo al cambio, de donde nacen las excusas más absurdas para mantener una relación que hace ya tiempo que no funciona.

Excusas, como éstas.

romper

1. Las vacaciones

Se acerca la Navidad, San Valentín o alguna celebración del estilo y tú decides que no es el momento de romper.

Vaya panorama… Como no hay festividades en el calendario ni nada… ¿Qué excusa es ésta?

2. Tus amigos solteros

Los pobres no dejan de quejarse de su soltería, haciéndote pensar que probablemente es mejor estar en una mala relación que vivir desparejado/a.

3. Tus amigos con pareja

Éstos también se quejan sobre sus respectivas relaciones. Piensas que, si ellos lo hacen, lo normal es vivir en una mala relación.

No, no es lo “normal”. La gente tiende a quejarse, ya esté soltera o en pareja.

4. Tu mascota

Evitar separarse por los hijos tiene un pase. Se comprende. Pero, ¿permanecer juntos sólo para que el perro no se desestabilice emocionalmente?

Venga ya… El tema de la custodia del perro no es tan difícil de resolver.

5. El sexo

El resto de la relación es un tormento, pero te resistes a separarte porque en estas cuestiones íntimas todo va sobre ruedas. ¿Compensa? Tú verás.

6. El alquiler

El alquiler, la hipoteca y todos esos gastos. Esto es más serio, pero en algunos casos es una excusa inconsistente para que valga la pena mantener una relación tormentosa.

Haz balance entre el nivel de sufrimiento mental de re-organizarte con los gastos y el de tener que vivir al lado de alguien que ya no soportas. A ver qué pesa más.

7. No es un buen momento

Ya no es sólo por las vacaciones. La vida pasa y siempre hay algo que hace que éste no sea el mejor momento para complicarla.

Pero, vamos a ver… Es muy raro que haya un lapso de tiempo en el que no ocurra absolutamente nada. ¿Hasta cuándo hay que esperar?

8. Es muy buena persona

Tu pareja es buena persona. Vale. Nadie dice que no lo sea. Simplemente, no quieres compartir un futuro con él/ella.

Es mejor ser honesto y darte a ti mismo (y a tu pareja) la posibilidad de encontrar a alguien más idóneo.

¿O te parece preferible la idea de buscar un amante? Tú verás (una vez más).

9. Quizás no encuentre a nadie mejor

Puede que sí y puede que no. Eso no es lo que importa aquí. Lo importante es que no estás a gusto en la relación. Y es mejor estar solo, pero contento, que en pareja… sintiéndote solo o amargado.

10. No te gustan los enfrentamientos

Sí, el momento de romper una relación requiere valor. ¡Échaselo, caramba!

Estás mal, cuando puedes hacer algo que lo cambie. Y tampoco es justo para la otra persona que la retengas a tu lado, si no te interesa. Quizás lo pase muy mal cuando le digas adiós, pero estarás siendo honesto/a y dándole la oportunidad de que encuentre el amor por otro lado.

Si estás en una relación que te hace infeliz, que sea por un motivo de peso… No por excusas con tan poca entidad.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...