El primer beso de los adolescentes

Esto parece un chiste, pero seguro que ha ocurrido en alguna parte. Se trata del final de una cita entre dos adolescentes enamorados, un chico y una chica, que por la noche se despiden en la puerta de la casa de ella.

Pero antes…

cogidos de la manoEl chico llega hasta la puerta con su amada. Apoya su mano en la pared y sonríe mientras se acerca para susurrarle: — Preciosa, ¿me darías un beso?

Ella pone cara de terror y le dice: — ¡Estás loco! Mis padres nos van a ver.

Andaaaa… ¿Quién nos va a ver a esta hora? Es muy tarde. Dice él, insistiendo.

No, por favor. ¿Te imaginas que nos pillan?

Venga, chiquilla. Pero si no hay nadie… Todos están durmiendo.

Que te he dicho que no.

Por favor… ¿No ves lo que yo te adoro?

¡Que no, caramba! Yo también te quiero, pero no puedo…

Ay, sí… Sí puedes. Por favooooor…

No, no y no… No insistas.

En esto que se enciende una luz y se asoma la hermana mayor de la chica, con aspecto adormilado y la melena desgreñada.

Se dirige a su hermana hablando entre bostezos:

Mamá dice que le des ya el beso. O que, si tú no quieres, se lo dé yo. Y papá dice que, si hace falta, baja él a dárselo. Pero, por amor de dios… ¡que quite la mano del timbre de la puerta!

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...