¿Sabes decir un “Te quiero” sincero?

Al momento de tener una relación de pareja, es cierto, aparecen diferentes sentimientos y también las dudas sobre si expresárselos o no a la otra persona.

El momento de abrir el corazón y dejar salir las palabras es tan importante como necesario.

¿Qué puede ocurrir en una relación si ocultamos esos sentimientos, si los callamos por pudor u otro motivo?

Aprender a decir “Te quiero” es difícil para muchas personas. Esa frase puede marcar el curso de una relación y hasta de la vida misma.

¿Cómo decirlo? ¿Cuándo? ¿Qué se hace para superar el miedo a ser juzgados o rechazados?

decir te amo

Hombres o mujeres, no importa. Hay personas que le temen a este momento de sinceridad. Lo mismo que hay otras que dicen “Te quiero” alegremente, sin que esas palabras nazcan de su corazón, o bien, por compromiso, porque queda bien decirlo.

Sin embargo, por mucho que cueste decir “Te quiero”, lo honesto con nosotros mismos y con la otra persona es expresarlo; desnudar el corazón y decir “Te quiero” con palabras o sin ellas.

Qué pasa después de decir “Te quiero”

Pronunciadas esas palabras, quizás latan con más fuerza el miedo y la inquietud hasta escuchar ese “Gracias” o “Yo también”. ¿Será sincera también esta respuesta?

Quizás, sí. O quizás nos estén mintiendo.

De ahí la importancia de elegir bien a la persona a quien vamos a entregarle estas palabras tan significativas; todo un símbolo de amor.

Qué triste es que, con el paso del tiempo, el “Te quiero” se haya convertido en una frase común, perdiendo esa trascendencia, esa intensidad que implican estas palabras.

El problema es que si tú dices “Te quiero” sin darle tanta importancia, ¿qué pasa si la otra persona se toma la frase más en serio y se hace falsas ilusiones? O, al revés: ¿Qué pasa si te dicen “Te quiero” sin sentir realmente toda la fuerza de esas palabras?

A la sinceridad de sentimientos, añadamos entonces la precaución. Cuidado con el “Te quiero”, tanto a la hora de decirlo como a la hora de creerlo.

Eso sí, por precavidos que seamos, no olvidemos que a las personas les gusta escuchar “Te quiero”. Son palabras que llenan, que unen, que aniquilan la soledad…

Si realmente las sentimos, ¿no es mejor decirlas? Lo que pase después, ya se verá.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...