Ella no responde mis mensajes. ¿Qué hago?

Te las arreglas para conseguir su número telefónico y decides llamarla. Ella no responde tu llamada ni al mensaje que le dejas.

Pruebas otra vez. En esa ocasión atiende unos segundos. Te dice que lleva prisa.

Lo intentas de nuevo. Y ella te esquiva, te esquiva y te esquiva una y otra vez.

harta del teléfono

¿Qué haces en situaciones como ésta?

Lo que quieras, pero ¡no la llames más!

Si ya le has dado más de una oportunidad para que escuche tu seductora voz por teléfono y ella no las aprovecha, es que no se siente atraída por ti. Punto.

Esa atracción no la provocarás si sigues llamándola. Al contrario, harás que te considere un pesado. Y, en casos más extremos, que les diga a todas sus amistades lo peñazo que eres o hasta que cambie su número de teléfono.

¿Qué opciones tienes?

Si quieres seguir insistiendo con ella, descarta comunicarte por teléfono, mail o demás. Hazlo en persona.

Por mensajes muy bonitos que le dejes en el teléfono, ella no va a llamarte porque no le gustas lo suficiente. Y un mensaje a distancia no va a despertar sus más primitivos instintos (si acaso, despertará sus instintos iracundos).

Si existe alguna probabilidad de que ella se fije en ti es desplegando tus encantos cara a cara: Tu sonrisa, tus andares, tu forma de mirar, tus ocurrentes palabras, tu gracia interior… (cada uno tiene los suyos).

Sean cuales sean tus encantos, en una llamada de teléfono no se perciben todos. Intenta encontrarte con ella, aunque sea brevemente, y a ver si sus hormonas reaccionan.

Ésa es tu única opción con esta chica. Porque la otra es que pruebes suerte en otra plaza.

Hay muchas mujeres por ahí. ¿No le interesas a ésta? Pues, déjala… de momento, al menos.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...