5 Señales de que esa pareja no es la adecuada

Estás tan fascinado, tan enamorado (o enamorada) de esa persona, que piensas que es la criatura más maravillosa que ha pisado la tierra.

Tan ciego de amor estás, que pasas por alto o excusas su mal comportamiento ocasional.

¡Despierta pronto! Hay señales que te están avisando de que él/ella no ese ser idílico que has construido en tu cabeza.

1. Te da plantón

Quedas con tu amorcito en ir al cine y llama para cancelar la cita. Continuamente te pone excusas, se “olvida” de ir a donde habéis quedado, te deja esperando por horas y horas, pasa días o largas semanas sin llamarte, etc.

¿Qué te dice eso? Que él/ella, lamentablemente, no siente las mismas ganas de verte que las que tú tienes.

pareja peleada

2. Te hace sentir mal con sus palabras

No existe ninguna justificación para que él/ella no te trate con el respeto que tú mereces.

Si su comportamiento es agresivo, si te sientes menospreciado por lo que dice, si te retira la palabra para castigarte, etc., no te merece. Punto.

Abre los ojos. Esta pareja no es de cuento de hadas, sino de pesadilla de Halloween.

3. Sus expectativas son distintas a las tuyas

Es totalmente respetable que él/ella tenga sus expectativas sobre la relación. Lo que tienes que saber, desde primera hora, es si son las mismas que las tuyas.

¿Qué pasa si tú quieres una relación seria y este chico/chica sólo piensa en un rollo de verano?

4. Todo gira a su alrededor

Su tema de conversación preferido es él/ella. Tus sentimientos, ideas, aspiraciones personales o profesionales no le interesan. Muestra muy poco interés en tu persona.

¿Qué haces? ¿Te quedas a su lado para ver si puedes cambiar a una persona tan terriblemente egocéntrica? No es buena idea. Eso es asunto suyo, si es que quiere cambiar algún día.

Estar con alguien que sólo se quiere a sí mismo es peor que estar solo, ¿o no?

5. No pone nada de su parte

Eres tú quien hace los regalos, quien envía las tarjetas de amor, quien llama cuando se enferma, quien le pregunta por sus cosas… Tú estás dando lo mejor de ti, haciendo la mayor parte del trabajo en la relación.

Toda esa energía, ¿para qué? Él/ella no corresponde ni una mínima parte tus esfuerzos.

¿No te has dado cuenta?

Quizás estés tan loco por esta persona que tratas de buscarle explicaciones a su comportamiento. Puede que pienses que actúa así por culpa tuya y que, si hicieras las cosas de un modo distinto, él/ella se comportaría de otra manera.

No, no es así. Recuerda que, para que una relación funcione, hacen falta dos. Si la otra persona no muestra el interés necesario, esta historia no tiene razón de ser.

Déjalo estar. Conecta con otras personas y no te aferres a una relación de este tipo. Ahí fuera hay alguien que sí puede corresponderte como tú esperas.

Así es que ya basta de perder el tiempo con ese cenutrio (o cenutria).


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...