7 Señales de que te irá muy mal en tu relación con ella

Hay que ver la cantidad de sufrimientos que pueden evitarse cuando se abren los ojos a tiempo…

llorarDe eso hablamos: de señales que te gritan que tu relación con ella te dejará hecho un guiñapo.

(Aunque, en realidad, son aplicables tanto a chicas como a chicos.)

1) Miente con facilidad

Miente en lo importante y miente en lo trivial. Les miente a otros delante de ti, sin cortarse un pelo. Dice que contigo no lo hará, pero ya la has cazado más de una vez con historias que no cuadran.

Habla con ella y, si la sinceridad es importante para ti, déjaselo claro. Si ves que continúa con su costumbre, allá tú si sigues con esta chica. Que sepas que te va a mentir, exactamente igual que hace con los demás.

2) Trata mal a su familia

Si esta mujer miente, critica, habla mal de su familia y amigos, y los trata con la punta del pie, ya sabes lo que te espera. En cuanto se pase el deslumbramiento inicial, a ti te tratará lo mismo.

3) Tiene una adicción

Está metida en líos de alcohol, drogas o demás… Mal asunto. Ella no está actualmente en disposición de trabajar para construir una relación contigo. Ya tiene bastante con “lo suyo”.

Otra cosa distinta es que la muchacha tuviera una adicción en el pasado y ya esté rehabilitada. Si es así, luz verde, por supuesto.

4) Está en malas compañías

Todos nos vemos influidos por la gente que está alrededor. Si resulta que el círculo social de esta chica está principalmente compuesto por vagos, maleantes (o gente de la que no deseas que se te pegue nada), toma nota. Ten cuidado.

5) Es una arpía manipuladora

Desde el minuto uno, ella juega sus cartas divinamente para tener lo que quiere: Que le compres esto, que no veas a tus amigos, que cambies tu modo de vestir, que te arranques los ojos para no mirar a nadie más, etc.

¿Y cómo mantiene su dictadura? Llorando, mareándote con halagos, mintiendo, chantajeándote, comparándote con otros, etc.

Observa qué sensaciones tienes en la relación. Y si te sientes controlado e impotente, frena antes de que te convierta en un desgraciado calzonazos.

6) Es una víctima del mundo

No, no me refiero a la pobre mujer que ha vivido experiencias difíciles. Me refiero a esa pesada que le echa la culpa a los demás de todo cuanto le sucede.

Tú, que eres su pareja (no su terapeuta), la animas para que asuma la responsabilidad que le toca y haga algo al respecto para mejorar su situación.

Pero, no. No observas ninguna intención de superar esa inmadurez. Es más fácil quejarse y montar dramas. Y, la muy condenada, no deja de maldecir y lloriquear por lo injustos que son todos con ella.

¿De verdad que quieres vivir al lado de alguien así?

7) Se enamora de ti fulminantemente

Se enamora al instante, desesperada y fulminantemente, como si fueses la criatura más perfecta del universo.

Cuidado, amigo. Espera un poco antes de pensar que tienes buena suerte.

Observa si te hace un marcaje demasiado estrecho, si te controla y te bombardea con llamadas y mensajes, si ha montado hasta un altar sobre ti en su casa… (Bueno, esto último queda un poquitín exagerado.)

Tú, ¡ojo! Que hay mucha loca suelta. Por supuesto que tú mereces que te amen con devoción, pero… ¿y si ésta empieza así y luego convierte tu vida en un telefilm sangriento?

Lo dicho. Sé cauteloso. Así te ahorrarás muchos disgustos, decepciones y dolores.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...