Cuando dices: “Nunca te olvidaré”

Llega la despedida. La relación termina en buenos términos, dentro de lo doloroso. ¿Por qué ponerle al final una nota negativa diciendo esa frase?

Nunca te olvidaré” es una frase que dices a esa persona con la que has compartido tantos momentos. Suena dulce y muy romántica, pero no es afortunada.

corazón grabado

Al decir “Nunca te olvidaré”, estás dando a entender que con el tiempo se olvida, que existe la posibilidad de olvidar, pero tú intentarás conservar el recuerdo.

¿Por qué no darle la vuelta y transformar esa idea en algo más positivo?

En lugar de “Nunca te olvidaré”, ¿qué tal estaría sustituirla por: “Siempre te recordaré“?

Y, si no te gustan las palabras “siempre”, “nunca” y todas ésas tan absolutas y contundentes, sé creativo con la frase:

  • Te recordaré.
  • Te llevo en mi corazón.
  • Siempre nos quedará París.

¿Siempre, otra vez? Además, ésa última es poco creativa…

Pero se capta la idea, ¿verdad? El tiempo que hemos compartido con esa persona merece una buena clausura, a no ser que hayamos vivido una auténtica pesadilla.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...