3 Maneras de vengarte de tu EX

Termina tu relación y sientes un dolor terrible, así como la necesidad de devolver ese dolor a tu EX (si se puede, multiplicado por dos).

No hay derecho a que te quedes tú con todo el sufrimiento. Qué menos que repartirlo…

Que se entere de lo que es sufrir. Que se prepare para tu terrible…

¡Venganza!

venganza

Tienes distintas opciones, comenzando por la más estúpida de todas:

1) Re-enamorar a tu EX para darle luego la patada

¿Por qué es estúpida? Porque, si eres infeliz al lado de alguien, ¿para qué vas a perder el tiempo a su lado, en lugar de encontrar a otra persona que valga la pena?

Sí, pierdes tiempo, energía y es un recordatorio constante de lo negativo que has vivido. La vida es muy breve para malgastarla en estos juegos que no llevan a ningún sitio.

Porque, sinceramente, ¿crees que un juego así sirve para mejorar tu vida amorosa? ¿O tu vida, en general?

Ya sin mezclarte sentimentalmente con tu EX, puedes ocasionarle destrozos vitales: Quemarle la casa, hacer que le despidan del trabajo o emprenderla a trompazos con su nuevo novio (o novia).

Igualmente, es una pérdida de tiempo y no mejora en nada tu situación actual. ¿Te das la satisfacción de ver como sufre? Puede ser.

Pero esa satisfacción es demasiado fugaz, dura muy poco, a menos que consagres tu vida a hacer de la suya un infierno (cosa que indicaría que te patina un poquito la mente).

Mucho más sano y sensato es aplicarte en ser feliz, mandando al cuerno a tu EX definitivamente.

2) Restregarle en la cara a alguien mejor

Pocas cosas pueden molestar más a tu EX que verte paseando con otra persona más guapa, más popular, más lista, con más solvencia…

Esto sí es una venganza, caray.

Aunque aquí hay puntos que fallan:

1. Que estés muy quemado tras la ruptura y tus habilidades seductoras necesiten mejorarse. No vas a atraer a una persona así de maravillosa si sientes pena de ti mismo. Quizás ni te apetezca ahora mismo enredarte sentimentalmente con nadie.

2. Que a tu EX le importe un pimiento con quien salgas. No asumas que ella (o él) se va a molestar cuando te vea con tu flamante pareja. La verdad, si yo veo a mi EX con una mujer de bandera, lo celebro por todo lo alto. Eso es que ha dejado de darme el coñazo, ¡al fin!

3. ¿Cómo sabes que una es mejor o peor que otra? Tu EX (por cutre que sea) tiene sus virtudes, como cualquiera. Es muy difícil encontrar a alguien que le supere en TODO y… ¿sólo para darle en las narices a tu EX?

No, no… Vamos con el último punto, que es el más cuerdo de todos.

3) Ser FELIZ

La mejor venganza contra tu EX o contra cualquier desgraciado que te haya fastidiado la vida es ésa: Ser feliz.

Olvida a tu EX… ¡YA! Imagínate: Tu EX piensa que estás sumido en la desolación y te ve por ahí, todo sonriente, pasándolo bien sin dar la menor muestra de que lo necesitas para nada.

Lo bueno de esta venganza es que es totalmente compatible con la número 2. Es mucho más probable que una persona maravillosa se acerque a ti, cuando tú estás dando muestras de esa seguridad y de esas ganas de vivir.

Si vas a invertir tiempo y energía, inviértelos en esta venganza. Porque, sí, lleva su tiempo remontar de una relación fracasada y sanar el corazón. Pero la recompensa es mucho mayor.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...