Tu felicidad está en tus manos

Muchas veces decimos cosas absurdas llevados por la obcecación amorosa. Tiempo después, miramos atrás para darnos cuenta del error.

Uno de ellos, éste mismo: No puedo vivir sin él. Mi vida no tiene sentido sin ella.

Eso es falso. Claro que puedes vivir sin él o sin ella. No necesitas a nadie que complete tu vida.

manos

Tener pareja sienta bien, pero no es la solución a todos tus problemas. Es más, si no sabes hacerte cargo de tus propias alegrías y pesares, ¿para qué quieres una pareja? ¿Para que cargue con ellos?

Tu felicidad depende de ti

Tu felicidad no está en manos de otro, sino en las tuyas. Incluso aunque encontraras al amor de tus sueños serías infeliz en cuanto te acostumbraras a su presencia.

Sólo puedes ser feliz si aprendes a serlo por ti mismo. Empieza por valorarte, por quererte y por llenar tu vida de cosas buenas. Sólo así tendrás algo que compartir con otra persona.

Trabaja en tu vida, en tus sueños, en tus objetivos, en el resto de relaciones personales… ¡Aprende a ser feliz! No va a llegar tu príncipe o princesa a sacarte del ostracismo por arte de magia. ¡Despierta!

Conviértete en esa persona con la que tú te sientes a gusto. Sé feliz contigo. De ese modo, te lo aseguro, habrá más personas que quieran estar a tu lado. Pero, en el caso de que no fuera así, tú no te sentirías vacío, incompleto ni miserable. Todo lo contrario.

¡Quiérete!


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...