7 Formas de ahorrar dinero en tus citas

Las relaciones cuestan dinero. Así de crudo. Están las comidas compartidas, las excursiones, los aniversarios, los detallitos, las llamadas telefónicas y cientos de momentos más para vaciarte el bolsillo.

¿Qué haces cuando estás pasando por una racha floja, económicamente hablando? ¿Dejas de relacionarte o de concertar citas con otras personas?

Ésa es una opción (muy triste). La otra es ser creativo cuando el dinero escasea.

En este caso, ¿qué te parece que apuntemos ideas para que puedas planear maravillosas citas con tu pareja sin quedarte tieso tras pagar la cuenta?

amor barato

Vamos con ellas:

1. Actos culturales públicos y gratuitos. Infórmate sobre eventos que vayan tener lugar en tu localidad. Por ejemplo: festivales, conciertos al aire libre, mítines políticos (¡uy! eso no), ferias, verbenas, procesiones, etc. Ahí tienes una opción.

2. Museos y exposiciones variadas. Seguro que donde vives hay lugares interesantes que visitar cuya entrada es gratuita o muy asequible.

3. Cupones descuento, promociones, ofertas y demás. Busca por Internet y hallarás diversos chollos. En cuanto te acostumbres a hacerlo, ahorrarás bastante.

4. La madre Naturaleza. ¿Listo para un escenario inmejorable? Prepara una cita lujosamente bucólica por parques, bosques, prados o colinas cercanas. Hazlo en plan picnic, en plan paseo romántico, para jugar al aire libre… o todo junto.

5. Café. Si no estás para pagar una cenota en un restaurante de cinco tenedores, queda para tomar café mientras tanto. El café es barato y propicia un buen rato de charla íntima, que es de lo que se trata, ¿no?

6. Cena en casa y película (romántica) de postre. Si no te resignas a quedarte sin tu cena romántica, organiza una en casa. Ya sabes, con velitas y toda la parafernalia. Y, en lugar de ir después al cine, tienes también lista en casa una película apropiada para la ocasión. Doble ahorro.

7. Fiesta en casa. ¿Es una cita múltiple? ¿Celebras algún acontecimiento especial? No pasa nada por organizar algo sencillito en casa, con aperitivos asequibles y algún bocadito casero.

Ten presente que lo más importante SIEMPRE es la compañía. Y que tú tienes la capacidad de ser creativo cuando la falta de dinero así lo demanda.

Imagen de Aart van Bezooyen


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...