Eres demasiado exigente para ser tan feo

Eres exigente. Eso está bien. Mereces estar al lado de alguien estupendo. Pero, ¿no estarás pidiendo demasiado?

exigente para ser feo

La pareja perfecta no existe. Ni tan siquiera existe la pareja perfecta para ti. Puedes salir con un montón de personas y a cada una de ellas les encontrarás defectos o características que no son de tu gusto.

Ahí está ese chico con barriguita. O la chica cuyo pecho no es muy turgente. Buenas personas: responsables, inteligentes, bondadosas, divertidas. Dos personas descartadas por supuestos defectos superficiales.

¿Acaso tú no tienes defectos? ¿Acaso no los tenemos todos?

No te conformes con menos de lo que mereces. Pero, ¿estás seguro/a de que te mereces la perfección que exiges?

Porque hay una cosa chistosa en el asunto: Muchas veces, el que más exige es quien menos base tiene para exigir:

– Exiges tener por compañera a una mujer de cuerpo espectacular y tú eres un tipo rechoncho, que se alimenta mal y el único ejercicio que hace es ir al baño y toquetear el mando a distancia.

– O exiges estar junto a un hombre exitoso en los negocios, cuando tú te das la “vida muelle” y no has dado un palo al agua en tu vida.

Mírate tú. Trabaja tú y después… ¡PIDE!

Si quieres tener una pareja espectacular, cultiva tú las virtudes que le exiges a él/ella o, si no ésas mismas, otras que sean muy atractivas.

Sé tú alguien maravilloso (para ti mismo/a) y así será más probable que atraigas lo que buscas.

¿La pareja perfecta, perfectísima? Pues no. Pero seguro que te va a ir en esta cuestión muchísimo mejor que hasta ahora.

Imagen de Andy Woo


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...