Haz limpieza para dejarle sitio a un nuevo amor

En cualquier momento, el amor llamará a tu puerta. Pero, ¿cómo va a entrar a tu corazón, si lo tienes todo abarrotado de basura emocional?

limpieza

Yo que tú… haría un poquito de limpieza. Por un lado, con la limpieza le dejas sitio a ese nuevo amor (para cuando llegue) y, por otro, tú te sientes infinitamente mejor.

Porque, cuando tiras lo que no sirve, también te estás quitando estrés que no necesitas.

Ahí van tres sugerencias:

1. Elimina teléfonos y direcciones

Podrías comenzar revisando los contactos que tienes almacenados en el teléfono o en el Skype, por ejemplo. Después, sigues con todos los demás.

Madre mía… Si has acumulado el directorio telefónico de una capital de provincia…

Venga, borra a todos ésos con los que no tienes interés en hablar, a los que ya tengan pareja, al estúpido/a que rompió tu corazón hace un tiempo, etc. Ya verás qué aclarón haces en poco tiempo.

2. A la basura con las reliquias de tus ex-parejas

Saca de tu armario la ropa que haya quedado de él/ella. ¿Qué hace aún ese disco (que a ti no te gusta) mezclado entre los tuyos?

Si algún lugar de tu casa está ocupado por este tipo de recuerdos materiales que ya no significan nada para ti y no los usas, sólo están estorbando.

Véndelos, dónalos, devuélvelos o tíralos a la basura.

3. Cartas de amor… ¡al fuego con ellas!

Qué romántico suena… ¿Por qué te crees que esto es tan socorrido en las películas?

Si has quedado bien con tu ex, no hace falta que seas tan radical. Cuando esta medida es necesaria y saludable es en esos casos en los que el final de la historia fue especialmente amargo.

¿Quieres olvidar pronto a tu ex? Entonces, deshazte de todo aquello que te lo recuerde, incluyendo esas cartas de amor que te siguen atando a unos supuestos buenos tiempos. Cartas que sirven para llorar y sentir el fracaso.

Si te apetece llorar, ponte a ver una película de ésas en las que te deshidratas a gusto del berrinche… Torturarte, no. ¿Para qué?

Verás qué alivio sientes cuando tires a la basura tanto recuerdo que está molestando…

Imagen de JD Hancock


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...