Deja atrás el pasado

¿Dejas abiertas las heridas de experiencias pasadas? ¿Cargas con ese dolor? ¿Te acompañan la culpa, la frustración o el resentimiento?

pasado

Las relaciones que acabaron mal han de quedarse donde están: en el pasado. Tú necesitas ser libre para darte una nueva oportunidad, sin temores.

La vida se mueve siempre hacia delante. No te empeñes en mantener vivo un fracaso que no deseas repetir. No te aferres a lo que no quieres. Déjalo ir.

Ahora, es el momento de pensar en lo que sí deseas en tu vida; no en lo que fue. Piensa en el amor que vendrá y prepárate para recibirlo.

¿Cómo quieres amar? ¿Cómo quieres que te amen?

Construye tu día a día sin impacientarte por la llegada de un nuevo amor. En lugar de pensar en la falta de amor actual (si es el caso), piensa en lo que quieres que llegue; dirígete a donde quieres ir.

Disfruta del recorrido y de la expectación y llena tu vida de cosas que compartir y que ofrecer.

Quédate con lo que aprendiste del pasado. Utilízalo para apoyarte y sigue adelante. Siempre adelante.

A modo de sugerencia, aquí tienes: 5 Cosas que hacer mientras llega tu pareja ideal.

Imagen de bitzcelt


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...