Primera cita: Evita las meteduras de pata obvias

Hay pequeños errores que pueden arruinar la que prometía ser la velada perfecta. Seguramente los conoces. Pero, por si hay alguien que esté un poquito verde y quiera ahorrárselos, los vamos a apuntar.

primera cita

A ver quién no sabe de estas diez meteduras de pata…

1. Hablar de política o de religión. Son temas muy delicados. Pueden esperar un poco.

2. Tocar otros temas polémicos. Evita cualquier asunto que creas que va a provocar una discusión.

3. Fijarte en otras personas. Así se te pase por delante un monumento de persona, es de muy mal gusto quedarte embobado/a mirando. Tu centro de interés ha de ser él/ella.

4. Hablar de tus relaciones pasadas. Hay temas que es mejor tocarlos cuando haya más confianza.

(Aquí tienes una explicación más detallada de porqué es buena idea reservar esta información: ¿Por qué no deberías contárselo todo sobre ti a tu nueva pareja?)

5. Hablar de ti y sólo de ti. Trata de no acaparar todo el protagonismo. Demuéstrale que él/ella te interesa y que sabes escuchar.

6. Hacer bromas de mal gusto. Puedes ser una persona divertida sin necesidad de caer en sarcasmos, obscenidades o salidas de tono que supuestamente son graciosas.

7. Hablar de sexo. A no ser que estés seguro/a de que tu acompañante está en la misma frecuencia que tú, deja este tema para un poquito más adelante.

8. Ser muy complaciente. No le hagas la pelota en exceso. Esto es, riéndole todas las gracias o diciéndole que te encanta lo que no te gusta.

9. Decirle que estás loco/a por sus huesos. Es mejor que no se te note tan desbocado/a de primeras. Imagina que se aprovecha de la situación. Sé prudente.

10. Llegar tarde. Esto sí que causa mala impresión. Es muy importante que seas puntual. Es decir, que no aparezcas ni tarde ni mucho rato antes.

Hay más, desde luego. Pero los anteriores son clásicos y, aun así, muchos hemos cometido más de uno.

Imagen de Shavar Ross


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...