A tener en cuenta antes de tener una segunda cita con la misma persona

Si quieres ahorrarte problemas y quebraderos de cabeza, piénsalo bien antes de salir una segunda vez con él/ella. Podrías considerar las cuestiones que te proponemos a continuación.

as de corazones

1. ¿Te interesa esa persona? Si el chico o chica no te parece atractivo o si te aburriste a su lado como una ostra el otro día y estás totalmente seguro/a de que no te interesa, ten valor. Niégate educadamente a tener una segunda cita.

2. ¿Siente él/ella interés por ti? Si te consta que esta persona está quedando contigo por un motivo distinto al de que tú le gustas, también es preferible que desistas de salir una segunda vez.

Por ejemplo, si él/ella únicamente sale contigo para contarte su vida (y a ti ni te escucha) o si lo hace para darle celos a su reciente ex.

Es difícil ser tajante con esto. Confía en tu intuición.

3. ¿Preferirías que te hicieran una lavativa a salir con ella/él? Si no lo pasaste muy bien en la primera cita, porque los planes fueron un desastre, porque no te encuentras a gusto en las conversaciones con esta persona… o por cualquier motivo, no te apuntes a la segunda cita.

Al menos, no sin asegurarte de que te espera algo más agradable.

Salir con alguien se supone que es divertido y, con suerte, mágico y romántico. Las citas son experiencias vitales para disfrutarlas. No para padecerlas. Por ello, niégate a repetir voluntariamente la misma tortura.

Tampoco tienes que dar tantas explicaciones. Eso no es tan necesario como parar a tiempo, y así evitar que él/ella empiece a pensar que la relación puede ir a alguna parte.

4. ¿Te trató bien? Si él/ella fue impertinente o no te hizo sentir bien contigo mismo/a, ni se te ocurra darte prisa para salir otra vez con esta persona. Todo lo contrario.

Ten en cuenta que es en las primeras citas donde la gente se porta de manera más encantadora. Si esta persona fue así de repelente o irrespetuosa contigo, ¿qué es lo que te espera más adelante? Mejor no saberlo.

5. ¿La segunda cita se dio por sentada? Saliste con él/ella y, sin necesidad de plantearlo, esta persona dio por hecho que te tenía en el bote.

Las cosas que se dan así de fáciles no se valoran nadita. Yo que tú le daba un poco de emoción.

Ésta última sugerencia no tiene tanto peso como las anteriores, pero ahí está. Espero que te sirva alguna.

Imagen de Alan Cleaver


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...