Cuanto antes te des cuenta, mejor

Comienzas a salir con alguien. Pasa el tiempo y, ya que la relación tiene un buen trecho recorrido, te das cuenta de que él/ella no es la persona adecuada para ti.

De vez en cuando, ocurre. Le damos carpetazo a la sensatez, a pesar de que todos sabemos que, para mantener una relación sana y duradera, hemos de ser observadores.

Casi siempre, tendemos a ofrecer nuestro mejor perfil cuando comenzamos una relación. Pero, con la convivencia, poco a poco nos vamos mostrando como somos en realidad; el lote completo de virtudes y defectos.

Quizás tu chico/a se muestra maravilloso al principio. Sin embargo, con el tiempo comienzas a darte cuenta de detalles o disonancias que te indican que esa persona no es con quien deseas estar.

conversando

Presta atención a esas señales. No las ignores ni las excuses. Tanto si las notas en el mismo inicio o después de unos meses. Cuanto antes te des cuenta, mejor.

¿Qué señales? Por ejemplo, que observes que le da prioridad a cualquier cosa antes que a ti. Ves que sigue haciendo lo mismo y trata de arreglarlo con excusas.

O, quizás, que se muestre muy poco considerado/a con las personas que le rodean; que juzgue a los demás; que hable mal de ellos; que discuta tratando de imponer su criterio siempre por encima del tuyo, etc.

Los ejemplos son bastante negativos. (Aquí tienes más.) Él/ella no tiene porqué exhibir esas costumbres tan horribles. Aunque sí puede mostrar otras que no sean nada compatibles con las tuyas.

En cuestiones del amor todos metemos la pata alguna vez. Quizás esa persona que tú creías ideal para ti, puede ser ideal… pero para otra persona.

Tal vez lo pases muy bien a su lado. Sin embargo, eso no lo convierte necesariamente en el compañero/a que combina mejor con tus principios, con tus objetivos, con tu ideal de una relación.

Y cuanto antes estés seguro/a de que él/ella no es esa persona, tanto mejor, ¿no te parece?

Imagen de pmorgan


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...