5 Errores que puedes cometer en la primera cita

Cuando sales por primera vez con alguien, los nervios están a flor de piel. Quizás, por eso mismo, puedes cometer errores que son de bulto. Veamos cinco de ellos.

conversando

1. Elegir el lugar incorrecto

Es natural que, cuando eres tú quien elige el lugar donde se desarrollará la cita, te decantes por un sitio bonito, romántico, agradable… Un restaurante, por ejemplo.

Pero, no basta con eso. Indaga por si a tu cita no le va ese ambiente o no le gusta la comida de ese lugar.

¡Ah! Y lo más importante: Asegúrate de que el sitio es apropiado para mantener una conversación tranquila. Imagínate que reservas mesa el mismo día que tiene lugar allí un evento ruidoso. Qué estrés…

2. Hablar demasiado de ti

También es frecuente que, cuando están nerviosas, muchas personas hablen y hablen para llenar los silencios. ¿Te pasa algo así?

En el caso de una primera cita, los nervios se suman a la necesidad de causar una buena impresión. Por lo que puede que, sin darte cuenta, comiences a hablar de ti mismo/a y no pares. Tenlo en cuenta.

Una manera de evitar esta situación es hacerle preguntas a él/ella y escuchar sus respuestas con calma.

3. Hablar de temas delicados

Una primera cita no es el momento para tocar ciertos temas como, por ejemplo, política y religión.

Los temas de conversación que propongas pueden ser ligeros o inteligentes e interesantes. Pero, de momento, deja los más espesos hasta conocer mejor a la persona que tienes enfrente.

4. Sacar a tu “ex” a relucir

Ni hables de tu “ex” ni le preguntes a la otra persona sobre el suyo o la suya. ¿Quieres que en ese momento (que comparte contigo) se ponga a pensar en su relación anterior? No, ¿verdad?

Si está en tu mano, no hagas ni la más leve mención al tema. Porque una primera cita es el momento de comenzar una historia (si cuaja) no de hacer recuento del pasado romántico de cada uno.

5. Usar tu teléfono móvil

Desconecta un ratito tu teléfono o siléncialo mientras dure la cita.

Es horrible ser interrumpido en mitad de una conversación interesante. O ver que la persona con la que estás deja de hablar contigo para mandarle un mensaje interminable a quién sabe quién.

Tal vez esta primera cita será el primer capítulo de una larga historia de amor (o puede que un chistecito breve)… A saber.

Cuida de los aspectos fundamentales y, por lo demás, trata de divertirte. Eso es lo más importante.

Imagen de pmorgan


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...