Signos de que tu relación a distancia no está funcionando

El desgaste comienza lentamente. Tu amor a distancia se está deteriorando. Hasta que un día te das cuenta y te preguntas abiertamente: ¿Está funcionando esta relación?

Todos sabemos que las relaciones a distancia son complicadas. Es más, no son para todo el mundo.

Hay personas que se embarcan en esa aventura y se aferran a la misma. Están meses o años en una historia que hacía tiempo debería haber terminado por el bien de los dos.

¿Es tu caso? ¿Qué signos avisan de ese panorama? Veamos algunos.

chica esperando

1. Asumes que no eres feliz

Olvídate del pasado por un instante. Esos primeros días maravillosos en los que os enamorasteis ya quedaron atrás.

Mira cómo te sientes en éstos. ¿Dirías que eres feliz? ¿Tu relación te ha proporcionado unas cuantas alegrías en la última semana… o en el último mes? Por el contrario, ¿has sentido tristeza o frustración últimamente?

Oh, no. El asunto no camina por romper la relación cuando llegan tiempos difíciles. Porque todas las parejas atraviesan sus crisis.

De lo que se trata es de que examines la situación presente, para ver si estás manteniendo la relación SÓLO porque tienes idealizado el buen tiempo que pasó. ¿Qué te hace pensar que el futuro será igual de maravilloso?

2. Te falta motivación

Todas las relaciones hay que trabajarlas. Las que son a distancia, ni te digo.

Quizás estés manteniendo la misma comunicación con tu pareja. Intercambiáis llamadas y mensajes. Os encontráis por videoconferencia y todo lo demás.

Pero, quizás, tú ya no estés igual de involucrado emocionalmente con la relación. Faltan ilusión, alegría, ganas… Motivación.

Notas que el fuego se ha ido apagando. ¿Y si a tu pareja le ha pasado lo mismo?

3. Los planes han cambiado

Lo deseable (y lo que hacen muchas parejas que están temporalmente separadas) es establecer un límite de tiempo.

La idea es que una relación a distancia es siempre provisional. Habitualmente, las parejas planean cuándo, dónde y cómo van a vivir juntos.

Sin embargo, tú ves que esa fecha está demasiado lejos o que se va prorrogando indefinidamente. Quizás sea por su trabajo, por el tuyo o por las razones que sean. Qué más da.

El caso es que vuestros planes van por caminos separados y, a pesar de que ahora mismo os brindáis apoyo emocional, el futuro es totalmente incierto.

4. La comunicación se ha enfriado

Éste es el signo más evidente de todos. Sin comunicación no hay relación. Ya no es que tocarle y hablarle cara a cara. Es que los espacios de silencio cada vez son mayores.

Quizás tú si estés poniendo de tu parte. ¿Pero y él/ella?

Estas señales que hemos mencionado no se dan de un día para otro. Son como una gotera. La mancha húmeda aparece con el tiempo, aunque el agua comenzara a caer mucho antes.

Quizás amas a tu pareja y mucho. Pero comienzas a darte cuenta de que algo no está funcionando. No ignores esa sensación.

Si evitas hacerle caso, el problema no desaparecerá. Al contrario, cada vez irá a más. Sólo aceptándolo es como puedes tomar el control y decidir qué hacer; si continuar con la relación de otra manera o ponerle punto final.

Está en tus manos.

Imagen de Ktoine


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...