Si no le interesas, muévete

Él/ella te encanta. Tú se lo demuestras y de poco vale, porque se comporta contigo de una forma totalmente desconsiderada.

relojPongamos que llamas o mandas un mensaje a esa chica o chico que conociste el otro día y te gustó.

Él/ella no contesta. Y a los tres o cuatro días te dice que ha tenido mucho lío en el trabajo y no ha podido responder.

¿Cómo? ¿Ni un minuto libre ha tenido para responderte?

No te lo creas. Todos tenemos tiempo para lo que nos interesa (a menos que sobrevengan males mayores, claro está).

O imagina que quedas con él/ella para tomar café y, en el último minuto, te llama para decirte que está muy cansado/a. Otra falta de interés.

Sí, eso está mal. ¿Para qué te dio su número, entonces? ¿Para qué quedó contigo? ¿Cómo dejó que crecieran tus expectativas?

Quizás no pretendía herirte. Quizás no supo decir que no a tiempo. Quizás tenga menos habilidades sociales que un helecho (como es mi caso). Debió ser claro/a contigo desde primera hora, pero no supo o no se atrevió.

O puede que estemos hablando de una persona que tiene la bonita costumbre de tratar a los demás como si estuvieran en el mundo para adorarle.

¿Qué más da? Lo que importa es que tú te muevas de la situación. No le des más vueltas. Reserva tu tiempo, tu energía y tu atención para dedicárselos a personas que sí estén interesadas en corresponder.

Si estimas que esa persona no te ha tratado con el suficiente respeto o consideración, no quiere decir que las siguientes vayan a comportarse igual.

Para la próxima vez, ya sabes algo nuevo. Cuando una persona nos interesa de veras, nunca estamos demasiado ocupados ni demasiado cansados para verla, ¿no crees?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...