Ideas de regalos no materiales o de precio reducido

¿Tu cartera está vacía? ¿Tu pareja nada en la abundancia material y no sabes qué regalarle?

Tanto si se aproxima una fecha señalada, como si te apetece tener un detalle especial con él/ella, que la escasez de dinero no suponga un impedimento para demostrarle tu devoción.

tazas de regalo

A ver si alguna de las siguientes propuestas hace que se te ilumine la bombillita de las ideas:

1. Regálale un objeto con su nombre grabado. Por ejemplo, si tu pareja adora el café, llévale una taza bonita con su nombre (y el tuyo). Lo mismo vale para bolígrafos, libretas u otra cosa que él/ella suela utilizar bastante.

2. Regálale un objeto con un recordatorio especial. Ejemplos: Una alfombrilla para el ratón con una mascota idéntica a la suya; un marco con una foto de vuestra última excursión; un póster de su película favorita, etc. En definitiva, algo modesto que asocie con un recuerdo muy agradable.

3. Un contenedor para los buenos momentos que vendrán. Me explico. La propuesta anterior es para recordar algo agradable y ésta, para dejar constancia de lo bueno que viene. Ejemplos: Una agenda, álbum o diario personalizado para que tu pareja lo vaya usando. (Eso, si le gusta escribir, claro está.)

4. Escribe tú lo que sientes. Todo un clásico y, además, un regalo único e insustituible. Componle un poema, canción, carta o dedicatoria. Aunque la inspiración no te acompañe y dejes sólo dos líneas, éste es un regalazo.

5. Regalo manufacturado. No descartes la fabricación casera, que también tiene mucho valor por la inversión de tiempo y dedicación que supone. Por ejemplo, téjele una bufanda o hazle una escultura a base de botellas de plástico recicladas.

(Si es para mí, prefiero la bufanda. Gracias.)

6. Recopila muestras. (Esto es un poco cutre, en mi opinión, pero lo importante es que le guste al homenajeado/a.) Durante el año, paséate por ferias, exposiciones o tiendas donde regalen muestras. ¿De qué? De perfume, cosméticos, etc. Los hay expertos de la caza de muestras gratis de todo tipo y acumulan auténticos arsenales.

7. Una excursión. Prepara un picnic bajo la luz de la luna o cualquier otro momento romántico en el exterior. Inolvidable, ¿no te parece?

8. Organiza una fiesta. No, no es una salida cara, si sabes cómo organizarte. Llamas a sus amigos; pones algo de picar y buena música. Suficiente para pasarlo bien. Y, si te atreves, monta una fiesta nudista. ¿Coste en vestidos y complementos? Cero.

9. Planea una velada íntima en interiores. Ya sabes: cena, velitas y toda la historia. Aunque el límite es tu imaginación. ¿Qué tal si organizas un maratón cinéfilo romántico? ¿Y si te inventas un juego?

10. Ayúdale con lo que necesita. ¿Quién quiere flores y bombones cuando le hace falta que le echen una mano con lo que le viene largo?

Problemas tenemos todos. Fíjate en qué puedes hacer para ahorrarle complicaciones a la existencia de tu amorcito y contribuye ahí. Por ejemplo, ayudándole con la mudanza o explicándole las ecuaciones de segundo grado haces más por su felicidad que llevándole cualquier otra cosa material.

Espero que se te ocurra el regalo ideal para ese momento. El más importante, ya lo tiene: ¡tu amor!

Imagen de ginnerobot


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...