Abandonada

Clara sale del trabajo y, de camino a casa, se da cuenta de que Gloria, su amiga del alma, está en la barra de un bar poniéndose ciega a tragos.

Temiéndose lo peor, entra allí para preguntarle: – Gloria, amiga. ¿Qué te pasa? ¿Tienes algún problema?

humorEs mi marido, Clara -responde Gloria. Se ha marchado con mi mejor amiga.

Oooohh… ¡Un momento! -contesta Clara. ¿Pero es que tu mejor amiga no soy yo?

No, ya no -dice Gloria sonriendo de oreja a oreja. Ahora mi mejor amiga… ¡es ella!

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...