¿No tienes pareja? Disfruta el momento

Hay muchas personas que están deprimidas porque no tienen una pareja al lado. Bastantes de ellas se sienten menos valiosas por el hecho de estar solas y piensan que la felicidad les está negada.

¿Qué actitud es ésta?

sola

Tener una buena pareja es maravilloso. Porque, para tener una “mala pareja” es cien veces preferible estar solo. En esto estamos de acuerdo, ¿no?

¿Para qué quieres estar acompañado por alguien que es fuente de estrés, de reproches y de variedad de sufrimientos?

¿Para qué quieres invertir tu tiempo en un cretino o arpía que no lo valora? ¿Para qué tanto esfuerzo? ¿Para qué tantos gastos? (Hay parejas que no sólo te succionan la energía vital. También te dejan sin un céntimo.)

Sí, es maravilloso compartir la vida con una buena persona (que es aquélla con quien tú haces buena liga). Pero, si ahora mismo no está ese alguien, igualmente puedes sentirte bien y disfrutar de cada día.

No hay necesidad de soportar a una pareja vampírica por tal de no estar solo. Que te sientas mejor sólo depende de ti. Tu felicidad está en tus manos. En las de nadie más.

Todo esto ya lo sabes. Lo único quizás no has hecho es abrir los ojos para apreciar lo que hay de valor en tu vida: tu familia, tus amigos, tu perro, tu hobby… Lo que sea. ¡Mira lo que tienes! ¡Disfrútalo!

Porque tu felicidad no depende de una sola persona (o de una sola cosa). No esperes que, cuando llegue ese alguien, tu historia se transforme al completo y todo rebose de luz y color. Eso pasará durante los primeros días. Después, la euforia remite.

Tu vida es valiosa ahora mismo, con pareja o sin ella. Quien la hace valiosa eres tú, tratándote como mereces, valorándote tú, a las personas que amas y a las oportunidades que brinda cada día para ser feliz.

Conclusión: Disfruta del día. Disfruta del momento. Sé feliz. Y, si llega ese alguien con quien quieres compartirlo, ¡bienvenido/a sea!

Imagen de J-P.M


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...