Si te gusta como pareja, díselo

¿Alguna vez te ha gustado mucho una persona, pero esperaste demasiado para hablarle de tus sentimientos?

Ocurre con frecuencia y suele ser una receta infalible para deprimirse del coraje.

Pasas tiempo con él/ella. Compartes buenos y malos momentos, mientras crece en ti un sentimiento distinto de la amistad. Te interesa como pareja y te callas. Esperas demasiado para decírselo.

No te ha pasado sólo a ti.

reloj

¿Sabes qué ocurre? Que la otra persona, si no se ha planteado otra cosa, te ve como amigo/a. Cada día que pasa, eres más su amigo/a.

Y semanas, meses o años más tarde llegas tú expresando tu interés romántico por él/ella. Claro está que se lleva una sorpresa, porque esta persona ya no te ve con esos ojos. Tu lugar en su vida es el de un/a amigo/a.

Te da rabia (y a quién no). Pero ponte a pensar que, a estas alturas, a él/ella le cueste trabajo pensar en ti de otra manera. Quizás no le salga.

He ahí la importancia de ser honesto y de expresar las intenciones y los sentimientos que sean cuanto antes.

No esperes. ¡Díselo!

No hay ninguna razón para esperar a hablar de tus sentimientos, a menos que él/ella esté en ese momento comprometido en una relación. En ese caso, probablemente lo mejor sea callarse y esperar que con el tiempo surja un nuevo interés romántico en el horizonte.

Pero si esa persona está libre (sin relación de pareja) y tú también, háblale cuanto antes de tus verdaderos sentimientos. Así sales antes de dudas. Piénsalo y verás cómo tienes más probabilidades de éxito así, que si te quedas callado/a haciendo de amigo/a.

En el peor de los casos (que te diga que no siente lo mismo) te ahorras mucho tiempo en el limbo, muchas noches de insomnio pensando en si tienes o no posibilidades con él/ella y muchas canciones lacrimógenas que hablan de amores imposibles.

Vale. Dolería mucho el rechazo. Pero puedes elegir entre dos dolores: Ése del rechazo (golpe seco y fatal) y el dolor agónico que te espera en ese tiempo soñando con alguien que dudosamente te dará una oportunidad como pareja.

Tú eliges, pero sabes que lo mejor es hablar claro y directo. Sabes que no necesitas esperar un momento perfecto para hablar de tus sentimientos. No llegará. El momento es éste.

Sé valiente. Sé honesto. Si obras así, es más difícil que te arrepientas más tarde que si te quedas callado.


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...