Razones para comprometerte contigo

Muchos solteros piensan que, cuando encuentren pareja, serán felices para siempre. Condicionan y postergan su felicidad hasta el día en el que, al fin, tienen a alguien con quien compartirla.

No viajan solos. Se esperan a tener pareja. No compran casa, hasta tener pareja. Ni tan siquiera salen a cenar por la noche a un buen restaurante. ¿Sin pareja? Qué triste…

dar cuerda al corazónY, sí.

Tener pareja es estupendo, maravilloso.

Pero, mientras se tiene pareja o no, habrá que vivir, ¿no crees?

Es más, esta etapa es ideal, tanto para aprovechar lo bueno que haya, como para reflexionar sobre qué es lo que se quiere a futuro.

Si tú no tienes pareja, aquí tienes la ocasión para explorarte, conocerte, valorarte, diseñar tu vida y pensar con quién quieres compartirla. Es un buen momento para comprometerte contigo (antes de que llegue quien ha de ser tu pareja).

¿Por qué es una buena idea?

1. Porque la única persona que seguro va a estar contigo hasta el fin de tus días eres tú. (Ni el mejor matrimonio dura tanto.)

2. Porque, una vez diseñas la vida que quieres, comienzas a conocer a personas que están relacionadas con lo que haces. Y, justo ahí, es más fácil encontrar a esa pareja que pueda adaptarse a tus necesidades, valores, actividades y demás.

3. Porque se te aclaran las ideas por el camino. Ya sabes lo que quieres… y lo que no quieres.

4. Porque te darás cuenta de que estás completo. No dependes de una “media naranja” que le dé sentido a tu vida.

5. Porque aprenderás a ser tu mejor amigo, tu aliado. Y no escogerás como pareja a alguien para llenar tu soledad u otro vacío. La elegirás por amor.

6. Porque dejarás de esperar a una pareja para hacer aquello que quieres. Darás la vuelta al mundo, si te apetece. Irás al cine, a conciertos; vivirás múltiples experiencias. Y tendrás mucho que compartir, si encuentras a la persona apropiada.

7. Porque generarás confianza en ti mismo. Te apreciarás como persona, sin necesidad de que otro (o la misma sociedad) te confirme tu valor.

¿No se te hacen buenas razones para apostar por ti, para comprometerte contigo mismo?


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...