Perdónate por los errores en tu vida amorosa

Has cometido errores en el pasado. Te envolviste en una o en varias relaciones que resultaron un fiasco. Ya pasaron, pero a día de hoy no puedes evitar culparte, avergonzarte. Te sientes mal por haber sido tan… ¿idiota?

¿Es tu caso? Amigo/a, no estás solo/a en el barco. Todos hemos metido la pata en las relaciones, de una o de otra manera. Unos cuentan sus errores; otros, no. Unos tardan más en superarlos; otros cargan con ellos más tiempo.

limpieza

Eso, para empezar. Segundo: Reconocer que te equivocaste es un gran paso.

¿Cuántas criaturas habrá que ni reconocen ni admiten sus errores? En cambio, tú sabes que te equivocaste. Y eso es bueno, porque la única manera de aprender de los errores es ésa: aceptando que los cometiste.

Total, que en lugar de ser tan duro/a contigo, deberías felicitarte. Ya está bien de echarte porquería encima. Demasiada tuviste en la relación que quedó atrás.

No hay derecho. Hay personas a quienes les falta tiempo para enterrarse en la culpa. Se culpan por continuar en una mala relación o por marcharse. Se culpan por considerar que son egoístas; por tratar de tener lo que realmente merecen… Y se machacan sin piedad.

¿Te ocurre eso a ti? Asumamos que hiciste cosas mal. ¿Y qué? Eso no es excusa para ser tan implacable y cruel contigo mismo/a.

Emplea esa energía en decidir qué es lo que quieres ahora en tu vida. Es tiempo de cambiar de música y de dirigirte a nuevos horizontes.

Crea la vida que quieres

¿Qué intereses tienes? ¿Cuáles son tus sueños? Apuesta por ti y por lo que quieres.

Quédate con las lecciones aprendidas y aprovéchalas para construir lo nuevo. Cuanto más trabajes por la vida que quieres, más fácil será perdonar.

El pasado irá quedando atrás. El dolor irá pasando. Con el tiempo, podrás perdonar a tu expareja y a los demás que te hicieron daño.

Y tú también podrás perdonarte, dejando atrás la pesada carga que está minando tu salud. Recuperarás la energía y la esperanza. Seguro.

Conclusión: Quiérete y piensa en construir la vida que quieres. Tómate tu tiempo. Llegará el momento en el que estarás listo/a para perdonar. Aprovéchalo. 🙂

Imagen de JD Hancock


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...