Primera cita: Salir a tomar café

¿Cuánto dinero gastas cuando sales por primera vez con alguien? Si consideras que es demasiado, aquí tienes una buena alternativa: La invitación a café.

La gente que se gasta mucho dinero en una primera cita quizás lo haga para no parecer tacaña o porque esté buscando algo serio y quiera causar una buena impresión. Quién sabe.

El caso es que, si es la primera vez que quedas con alguien y no conoces mucho a la persona, la cita cafetera es la indicada. Mira qué ventajas tiene.

cita café

1. Es barata. Muy obvio. Si la cita es decepcionante, no vas a lamentar haber gastado mucho dinero. (Por cierto, aquí tienes más ideas de citas ahorrativas.)

2. No crea costosos precedentes. Imagínate, si tiras la casa por la ventana en la primera cita, ¿cómo serán las que siguen con la misma persona, si las hay?

Además, el dinero no es lo más importante en una cita, sino la experiencia. Y quedar a tomar un café brinda la oportunidad de conversar tranquilamente para que los dos empecéis a conoceros.

3. No da la impresión de que estás comprando su tiempo. Si te gastas un pastón, ella/él puede sentirse incómodo por esto. (Es una posibilidad.)

4. Si la cita va mal, puedes huir fácilmente: ¡Uy! Me he dejado las lentejas en el fuego. Cuando estás en un palco del teatro, esto queda peor.

5. Termina pronto. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y si es malo, también es mejor que sea breve.

¿Cuántos cafés (o tés o lo que sea) te puedes tomar en una cita? Es más probable que la cita se prolongue, por ejemplo, si quedas en un local nocturno a tomar una copa (y otra… y otra…). Y también es bastante más caro.

Considera esta reflexión, si te parece. Si no, ¡a la porra! Lo importante es que hagas lo que a ti te nazca y, por supuesto, que él/ella sea una persona con quien estés muy a gusto.

Ojalá que así sea.

Imagen de Linh H. Nguyen


Si te gusta la entrada, comparte, por favor...